Relación entre oclusión y postura

La relación entre oclusión y postura se da desde el momento en que el aparato masticador forma parte del sistema musculoesquelético. La mandíbula y la lengua se relacionan con las cadenas musculares anteriores, mientras que el maxilar superior lo hace con las posteriores mediante el cráneo.

Cuando hay una maloclusión, es común observar labios entre los dientes y huellas de los dientes superiores sobre los labios inferiores. Normalmente es un esfuerzo subconsciente del cuerpo por evitar la intercuspidación cuando hay una interferencia oclusal o una incapacidad de la mandíbula para encontrarse en una oclusión centrada apropiada, como consecuencia de desequilibrios musculares.

La función muscular cervical anormal puede causar una postura de la cabeza también anormal que afecta al desarrollo y la morfología de la columna dorsocervical y del esqueleto maxilofacial, produciendo asimetría facial y anomalías oclusales. Son los problemas periféricos podales y oclusales las causas más frecuentes del desequilibrio postural de la columna vertebral. Por ejemplo, la pérdida de piezas posteriores además de problemas craneomandibulares puede provocar disfunción del vómer y de la articulación esfenomaxilar, con desequilibrio de las membranas de tensión recíproca. Existen en ocasiones problemas lumbares difíciles de resolver, porque la ausencia de piezas posteriores genera inestabilidad de la articulación sacroilíaca.

TODO RELACIONADO Y EN CONSTANTE MOVIMIENTO

La hoz del cerebro, la hoz del cerebelo y la tienda del cerebelo son las llamadas membranas de tensión recíproca. Su función consiste en guiar y limitar los movimientos de los huesos craneales. Existe un Mecanismo Respiratorio Primario que consiste en una fase inspiratoria. En ella, los huesos occipital, esfenoides, vómer y etmoides se mueven fisiológicamente alrededor de un eje transversal y los huesos pares de la periferia llevan a cabo una rotación externa. Contrariamente, en la fase espiratoria habrá una extensión y rotación interna.

Por ello, hemos de ser muy cautos con las ferulizaciones que impidan el movimiento de las suturas intermaxilar e interpalatina.

CAMPOS DE INTERFERENCIA

La relación entre las piezas dentales y órganos, vísceras y músculos ha sido suficientemente estudiada. La patología de una pieza dental puede causar daño a distancia.