Plasma rico en factores de crecimiento

Plasma rico en factores de crecimiento obtenido por centrifugado diferencial

Centrifugadora diferencial que separa las distintas fracciones del plasma sanguíneo

El plasma rico en factores de crecimiento es una técnica dirigida a estimular la regeneración tisular mediante la concentración y aplicación de los factores de crecimiento y otras proteínas presentes en el plasma sanguíneo del propio paciente.

El plasma rico en factores de crecimiento es un producto autólogo, atóxico y no inmunorreactivo que se obtiene de la sangre del propio paciente. Los factores de crecimiento presentes en las plaquetas inducen la formación de hueso al aumentar su concentración en el lugar de la aplicación. Esto acelera los fenómenos regenerativos basándose en el alto potencial mitógeno del producto. La utilización del plasma rico en factores de crecimiento presentes en las plaquetas comenzó con la intención de mejorar la reparación y catalizar la regeneración de los tejidos perdidos. Su uso se fundamenta en lu capacidad de iniciar el proceso de regeneración, que se consigue cuando el tejido se recupera de manera indistinguible del tejido original.

Estos factores son:

  • factor de crecimiento de origen plaquetario (FDGF)
  • factor de crecimiento de transformación beta (TGF- beta)
  • factor de crecimiento fibroblástico (FGF)
  • factor de crecimiento similar a la insulina (ILGF)
  • factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF)
  • factor de crecimiento epidérmico (EGF)

El PRP se obtiene de la sangre autógena extraída de la región antecubital, a través de un proceso que utiliza el principio de la separación celular por centrifugación diferencial, decantándose las distintas fases de menor a mayor interés terapéutico.

MECANISMO DE ACCIÓN

Aunque no se conoce de manera concreta la cascada de acontecimientos para la remodelación ósea, se sabe que está muy relacionada con la función ejercida por parte de los factores de crecimiento antes mencionados.
Hoy conocemos la existencia de células madre adultas precursoras de distintos tipos celulares locales en todos los tejidos del organismo, que no deben confundirse con las células madre embrionarias pluripotenciales.

Según las últimas investigaciones en bioingeniería, los factores de crecimiento descritos podrían promover la diferenciación y/o proliferación de los tipos celulares preosteoblásticos y de su estirpe, los osteoblastos. En cambio, no tendrían ningún efecto sobre la diferenciación de las células madre adultas antes mencionadas a preosteoblastos. En consecuencia, los factores de crecimiento actuarían únicamente sobre la segunda fase de la diferenciación celular.